La historia de Sonrisa médica, en imágenes

Sonrisa Médica cambia vidas. Creo que, siendo uno de los impulsores del movimiento de los payasos de hospital a nivel internacional, su historia merece ser contada». Así reivindica el director de cine Emilio Moreno su nuevo proyecto, una docuficción sobre los payasos de hospital de la Isla, que ayer arrancó su rodaje en Galilea. La película todavía no cuenta con un título definitivo ni una fecha de estreno cerrada, pero el director espera que pueda estrenarse en junio de 2023. Aunque no quedara fijo en cartelera, el documental contará con pases en distintos cines de España. Todo lo recaudado irá en beneficio de Sonrisa Médica.

«El proyecto se viene fraguando desde que trabajaba en Ultima Hora Radio, donde descubrí que Sonrisa Médica es la primera entidad de payasos hospitalarios de España, encargada de formar a todos los payasos de hospital del país. Después me entero de que se trata del segundo grupo a nivel europeo, tras el parisino Le Rire Médicin, y el primero en el mundo en introducir a los payasos en un quirófano», afirma Moreno.

En la producción y la realización del documental trabajan también alumnos del CEF y del CESAG, que enriquecen el proyecto con nuevas ideas, «trabajar con estudiantes y jóvenes recién graduados es espectacular. Se fusiona la experiencia de los veteranos con el frescor y el dinamismo de las nuevas generaciones. Están respondiendo como verdaderos profesionales», sostiene el director. Pese a la gran cantidad de reportajes que ha realizado Emilio Moreno este es el primer gran proyecto audiovisual que, además, tiene previsto subtitular en varios idiomas.

Docuficción

Al principio, Moreno planteó la producción como un documental tradicional pero, mientras avanzaba en su investigación, decidió darle espacio a la ficción: «Ayuda a que sea más atractivo, permite contarlo como una historia, y facilita que pueda llegar a todos los públicos», afirma Moreno.
En su labor de investigación, Moreno y su equipo de rodaje «nos estamos encontrando gente muy agradecida a la labor de los payasos de Sonrisa Médica. Como ejemplo los propietarios del Café Sa Plaça de Galilea, nos han abierto sus puertas».

Ph07112211-11.jpg
El director Emilio Moreno, dirigiendo al doctor Jaume Mulet, jersey azul, y al fundador de Sonrisa Médica, Miguel Borrás, chaqueta roja, en Galilea.

Entre las personas que aparecen en el documental se encuentran Camil Casasnovas, conocido como Aspirino, el primer payaso de hospital en España; la fundadora de Le Rire Médicin, Caroline Simonds; el fundador de Sonrisa Médica, Miguel Borrás; el doctor Jaume Mulet, jefe de cirugía pediátrica del antiguo hospital universitario Son Dureta que en 1996 permitió el acceso de los payasos dentro del área quirúrgica. «Se enfrentó al colectivo médico y científico, y fue el primero en el mundo en solicitar que los payasos entrasen a un quirófano», detalla Moreno; o el payaso que hacía reír a Laura en 1993, la hija de Miguel Borrás, durante su ingreso en el Institute Gustave-Roussy en Villejuif, Sergio Claramunt, el detonante de la creación de Sonrisa Médica.

Por su parte, Marta Barrio, gerente de Sonrisa Médica, añade que «cuando Emilio nos propuso hacer este proyecto audiovisual no nos pudimos negar. Para nosotros es un regalo impagable. Con ello ayuda a sensibilizar y dar a conocer la importancia del payaso de hospital en el sector sanitario. En el futuro nos gustaría que el acompañamiento y la figura del payaso de hospital sea un servicio concertado e integrado dentro del sistema sanitario». El rodaje cuenta con la colaboración de Air Europa, Fundación Baleària, Fibwi, así como la Academia María y José, encargada del maquillaje y la peluquería.

Enlace de origen : La historia de Sonrisa médica, en imágenes