La historia de película del ciclista que fue de San Fernando a Bilbao en 12 días pese a tener enfermedades crónicas

Hay casos verdaderamente inspiradores, para guardarlos y usarlos en momentos oscuros cuando mengue la voluntad. El del granadino Sergio Cámara es de esos que un director inspirado de cine acaba llevando a las pantallas y se convierte en todo un boom mediático. 

Según informó Europa Press, el pasado fin de semana, Sergio Cámara completó una ruta en bici de San Fernando a Bilbao superando todas las limitaciones físicas que presagiaban la posibilidad de que no pudiera hacerlo. Y lo hizo en tan solo 12 días. 



Esta hazaña en bicicleta de pura motivación la hace Sergio tras haber sufrido hace unos años una importante lesión en la columna vertebral como consecuencia de un accidente laboral. La cosa no quedó ahí. Posteriormente, un coche le atropelló mientras iba en su bicicleta. A Europa Press contó la gravedad de este choque: “Me sacaron la columna y tuve artrosis degenerativa en tobillo, rótula y columna“. En la actualidad, tiene “tromboflebitis en ambas piernas” y está operado de “un trombo en la pierna derecha”.

La bicicleta como vía de escape 

Su situación llegó a ser complicada tanto en lo físico como en lo psicológico. Lejos de amilanarse, decidió coger las riendas y nunca pensó en dejar su pasión por la bicicleta. El resultado está ahí, ha sido capaz de recorrerse el país en 12 días, pese a las secuelas que le han dejado estos accidentes.

Ahora es vendedor de la ONCE, a quien le agradece la inserción en el mundo laboral pese a su perfil complicado en lo físico. “No encontraba trabajo por mi edad y por la lesión que tenía”, confesó a Europa Press. Por eso, que la ONCE le diera un trabajo, para él fue todo un regalo. 

A la pregunta que le hacen sobre su pasión por el ciclismo, también hay una explicación de salud. Cámara admite que llegó a pesar 163 kilos y que usó la bicicleta para reducir peso. Todo iba bien hasta que fue atropellado por un coche que no respetó un stop, causando las lesiones mencionadas anteriormente. 

Tras ser advertido que podía acabar en silla de ruedas por problemas de obesidad, decidió tomar las riendas. Antes del reto de Bilbao, ya hizo un San Fernando – Talavera, Talavera- Salamanca, Salamanca-Santiago. Nada menos que 1.350 kilómetros de recorrido. El segundo ha sido el San Fernando-Monte de Oiz en Bilbao, con 1.196 kilómetros. “Me estaban esperando en el Monte Oiz y los compañeros que me esperaban me animaron mucho a llegar hasta allí”, indica.

Para nada ha sido un camino de rosas, en Ávila experimentó el frío y el viento en contra, intentando que su determinación cediera. Cuando tocaba levantarse para seguir cada día a las 5 de la mañana su maltrecha espalada le recordaba que su físico no es el más apto para recorrerse el país a pedales. Igualmente siguió, nada de eso le frenó.  

De hecho, ya hay próximo reto. La próxima ruta será San Fernando – Delta del Ebro, un total de 1.300 kilómetros. En el horizonte ya planea la idea de editar un libro con todas las hazañas que está consiguiendo y cómo ha superado todos los obstáculos. 

Enlace de origen : La historia de película del ciclista que fue de San Fernando a Bilbao en 12 días pese a tener enfermedades crónicas