La carta del colegio Las Esclavas de Cádiz un día antes del derrumbe de la iglesia: “No hay peligro”

El susto que se han llevado las familias del colegio de las Esclavas de Cádiz a primera hora de la mañana de este 22 de septiembre ha sido enorme. El techo de la iglesia se derrumbaba por completo en torno a las ocho de la mañana, necesitando la intervención inmediata de los Bomberos. Por suerte, no hay que lamentar heridos, al no encontrarse nadie dentro de la iglesia y ser este inmueble un añadido a las dependencias del colegio. 

El interior de la iglesia ha quedado completamente destrozado después del derrumbe. El templo permanecía cerrado desde el 1 de septiembre por una Inspección Técnica de Edificios. En una misiva mandada a las familias por las monjas que gestionan este colegio concertado, informan sobre una serie de modificaciones en la ubicación de las aulas por estas actuaciones.



Concretamente, la carta empieza así: “Como muchos ya sabéis, la iglesia del colegio lleva cerrada desde el 1 de septiembre. En estos momentos, está pasando la ITE (Inspección Técnica de Edificios) y va a ser necesario algunas reparaciones en el techo“.

La carta: “No hay ningún peligro, pero la seguridad de nuestro alumnado y trabajadores es lo primero”

Este documento enviado a las familias ya advierte de que las reparaciones del techo iban a precisar, a petición del arquitecto, que se movieran de sitio las aulas colindantes a la iglesia. Aún así, con ánimos de tranquilizar, aseguraron lo siguiente: “No hay ningún peligro, pero la seguridad de nuestro alumnado y trabajadores es lo primero”.

Acto seguido, anuncian esos cambios de aulas solicitados por los especialistas, llevándose así las mismas a otros espacios del colegio lejos de peligrosidad. Las clases a las que se aplicaron estas variaciones pertenecían a Primaria y asignaturas optativas de ESO y Bachillerato. El derrumbe no ha afectado a la estructura de ninguna de estas.

Finalmente, continúan en la carta, aclaran que la normalidad volverá una vez se aclare el estado del techo del templo y garantizan la normalidad de las clases. El derrumbe del techo en la mañana del 22 de septiembre, pese a que se dijo que no había peligro, no ha cogido por sorpresa del todo. La petición del arquitecto llegó justo a tiempo para que no se hubieran vivido momentos de mayor caos en el interior del colegio.

Este es el texto íntegro de la carta enviada las familias del colegio de Las Esclavas

“Estimadas familias. Como muchos ya sabéis, la iglesia del colegio lleva cerrada desde el 1 de septiembre. En estos momentos, está pasando la ITE (Inspección Técnica de Edificios) y va a ser necesario algunas reparaciones en el techo. Por precaución, nos recomienda el arquitecto no utilizar las aulas colindantes a la iglesiaNo hay ningún peligro, pero la seguridad de nuestro alumnado y trabajadores es lo primero, por lo que hemos realizado una serie de cambios en algunas aulas de Primaria y en optativas de ESO y Bachillerato, desplazándolas a otras aulas del colegio. Las clases se están desarrollando con normalidad y en cuanto nos den permiso volverán a su ubicación original. Atentamente, el equipo directivo”.

Enlace de origen : La carta del colegio Las Esclavas de Cádiz un día antes del derrumbe de la iglesia: "No hay peligro"